El Hidramar Gran Canaria cede en la muerte súbita en el tercer partido